+34  608 33 15 94

Avenida Pirenaica 7

22330 - Ainsa 

Ordesa, Huesca

España

Nº 939 de la

Asociación Española de Guías de Montaña

 

Copyright www.wearecanyoneers.com © - Todos los derechos reservados

Descenso de cañones y barrancos en los Pirineos y Ordesa

LOS MEJORES BARRANCOS EN LOS PIRINEOS

Por todos es sabido que el mejor lugar de España para practicar el barranquismo es la provincia de Huesca. Hay básicamente dos lugares muy diferentes donde elegir: el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y los Pirineos en la zona de Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en la comarca del Sobrarbe.

Aunque la Sierra de Guara es la zona con más renombre y la más visitada (debido a su historia), sólo recomendamos este destino en primavera y otoño.

¿Por qué hacer barranquismo en la Sierra de Guara en primavera y otoño?

  • La Sierra de Guara en verano se masifica de gente y hay que coger turno. La cantidad de gente que se junta  en un mismo barranco hace que resulte normal esperar entre una y dos horas en la entrada de los barrancos antes de comenzar con el descenso. La mejor opción es madrugar mucho para evitar colas.

  • En verano la mayoría de los barrancos están secos y sólo se puede elegir entre cuatro barrancos que llevan agua: Formiga, Oscuros de Balcés, Peonera y el Vero (algunos se quedan con muy poca agua).

  • En la Sierra de Guara en verano hace mucho calor y aunque el barranquismo es una actividad acuática y refrescante, no hay que olvidar que para llegar a los barrancos y para volver hay que hacerlo andando, y os tocará hacerlo bajo un sol abrasador.

 

¿Por qué hacer barranquismo en los Pirineos en verano?

  • No hay tanta gente como en  la Sierra de Guara en verano, además se puede hacer barranquismo en primavera y otoño. Apenas hay que esperar para comenzar un descenso.

  • Hay muchos barrancos distintos para elegir, con rapel y sin rapel, con grandes toboganes, rápeles muy largos o rápeles sencillos, desde niveles de iniciación hasta barrancos más difíciles… Y todos tienen un paisaje muy distinto y de una belleza incomparable por lo que cada barranco es un mundo diferente. 

  • No hace tanto calor, las aproximaciones y los retornos son más agradables. Además al haber más bosques y vegetación, muchas veces se camina a la sombra.

Este es nuestro top 5 de los barrancos más bonitos y divertidos en los Pirineos para los que se inician y también para los que ya tienen experiencia en los barrancos:

1.-BARRANCO DE MIRAVAL

El Miraval o Mirabal es un cañón muy acuático, por eso además de hacer muchos saltos y varios toboganes en este descenso hay que nadar bastante. Pero nadar por sus largas badinas y pasillos estrechos, es una de las mejores experiencias que hay. En este barranco no hay ningún rápel, por lo que es accesible para todo el mundo. Hasta el verano es dificil que se pueda descender debido a que lleva mucha agua.

2.-BARRANCO DE VIANDICO

Con un rapel de hasta 14 metros junto a la cascada de Aso, saltos de hasta 8 metros y con muchos agujeros y pasos curiosos es uno de los descensos más demandados. Ubicado junto al Cañón de Añisclo, es uno de los más bonitos del  Pirineo. Pozas de color turquesa rodeadas por mucha vegetación, hacen del Viandico un descenso imprescindible. Es un descenso apto para todo el mundo, ya que todos los obstáculos se pueden evitar andando pero es no significa que sea un descenso aburrido.

3.-BARRANCO DE BARROSA

El Barrosa tiene un paisaje diferente a todos los demás, ya que la roca es de granito y está situado en un entorno de alta montaña. Lo más destacable es que es un barranco muy completo. Con rápeles de hasta 18 metros, saltos, toboganes y sobre todo el tobogán lanzadera de 12 metros.

4.-BARRANCO DE LAS GLOCES

Con un rapel de 13 metros, pequeños toboganes y algún que otro salto convierten las Gloces en un descenso muy entretenido. Pero lo más destacable de este barranco  es su belleza. Se trata de un cañón muy estrecho, donde apenas entra luz y donde se crean diferentes juegos de luces.

5.-BARRANCO LUGAR Y GARGANTA DE ESCUAIN

El barranco de Lugar es un cañón seco y vertical con tres rapeles de hasta 35 metros que no sirve para acceder hasta la aquática Garganta de Escuaín. La garganta de Escuaín, tiene un rápel de 14 metros y saltos de hasta 8 metros, algunos toboganes, agua cristalina y rincones con mucho encanto. La garganta de Escuaín es espectacular, grandes paredes verticales donde es fácil ver a los buitres y al quebrantahuesos volar. No es una actividad difícil pero hay que tener experiencia en el rapel y no tener miedo a las alturas.